lunes, marzo 10, 2008

Un poco de todo

Estoy en una cruzada contra mi tendencia a guardar todo excepto las ideas. Eso explicaría tanta ausencia, supongo.
Pasó el Día de la Mujer, unos pocos recordaron el origen de la fecha y circularon saludos y felicitaciones tan vaciados de contenido como sucede con tantas otras conmemoraciones. En una asociación libre de ideas, me encontré dándome cuenta de que muchas veces explico que "yo no soy como todas las mujeres". Ahora, ¿cómo son todas las mujeres? No hay respuesta realista a esa pregunta, se trata sólo de estereotipos en los que se pueda encasillar y catalogar el mundo para hacerlo más comprensible y controlable. Algo muy práctico y relativamente simple de hacer respecto de objetos, hechos y plantas, pero no con las personas. Me quedo entonces con la expresión: "No soy como el estereotipo de la mujer".
Nadie lo es.
Pero hay que darse cuenta a tiempo.

1 comentario:

wilson dijo...

Me hizo acordar a Mafalda: "Otro más del montón que no quiere ser uno más del montón"