martes, octubre 30, 2007

Días después

El titiritero ya es historia. Respiremos aliviados hasta enterarnos de la próxima insensatez.
Alberto Fernández se enojó con los porteños por no pensar y votar como el resto del país, como si viviéramos en una isla. Además de que se trata de una lectura, por lo menos, caprichosa, de los resultados del domingo, semejante expresión no puede ser el anticipo de nada bueno.
Entre el el rencor del gobierno nacional, la inminente llegada de Macri y la pelusa de plátano invadiendo cada rincón de la ciudad, esta primavera es una pésima temporada para ser porteño.

Ahora, a nivel nacional: denuncias mediáticas, hermanas de género, etc. Cuando no se respeta al interlocutor, la palabra más inocente se convierte en eufemismo.

5 comentarios:

gabrielaa. dijo...

expanda please un poco ese último párrafo, que no entendí. (será que no veo TV y casi ni estoy leyendo los diarios?)

anyway acá tiene una auténtica hermana de género, mire: http://bastadesexismo.blogspot.com/

ea!

elizabeth auster dijo...

Expando: Alberto Fernández dijo el domingo a la noche que las denuncias de irregularidades fueron todas mediáticas, no judiciales; y Kristina, al cerrar los festejos, se refirió a las mujeres como a sus "hermanas de género". Necesito explicar más? Me parece que no.

gabrielaa. dijo...

ay. odiaba cuando Menem se refería a mí como su "hermana de la patria". ahora esta traidora no va a ser mi "hermana de género". faltaría más. la Pachamama nos proteja.

unservidor dijo...

Véanlo de otro modo: Kirchner es su cuñado, y estas vacaciones le pueden manguear alguna de sus casitas en el Calafate...

Un poco de optimismo, che ¡la pelusa se irá hasta la primavera 2008! (uy... pero la Macristina sigue 4 años...)

Y bué. Pasaba nomás
(un islero derrotado)

elizabeth auster dijo...

Unservidor: Alicia K es mi concuñada, entonces. Tremenda la foto de las vacaciones familiares, le adelanto.
Lo que más me asusta es la impresión de que, por los resultados electorales de los últimos meses en Capital, la isla será una zona liberada... al Pro. Si de acá a unos meses empezamos a ver zapatillas colgadas sobre cada cable que se cruce por el perímetro de la Gral. Paz, sabremos que se puso espeso el tema.
Y para los amigos no isleños, tengan en cuenta que: "Primero vinieron por los porteños, pero yo no me preocupé, porque yo, no era porteño...".
Gracias por pasar.